Vino y helado: ¿cómo se relacionan entre sí?

995

Vendimia. El momento de cosechar el trabajo de todo un año. Es la decisión más importante que cada año deben tomar los viñateros y enólogos. Y también es una época de celebración y fiesta, para agradecer a la madre tierra por darnos este fruto que identifica nuestra provincia y región: la uva. En esta nota, te contamos un poco de la historia de Vendimia, su celebración en Mendoza y para finalizar, Alejandro Vigil, Director de enología de la bodega Catena Zapata, nos habla de la relación del vino y el helado.

Para empezar, la palabra «vendimia» proviene del latín vindemia, este se divide en los vocablos vinea, que significa vid, y demere, que significa quitar, arrancar, tomar o retirar. Esto quiere decir que la vendimia es la acción de tomar las uvas de la vid cuando están maduras. 

Según la mitología egipcia, la celebración de la vendimia tiene su origen en el culto al rey-dios Osiris. Habría sido él quien le enseñó a la humanidad sobre el cultivo de la vid y la vinificación.

Vino y helado: vendimia egipcia
Vendimia Egipcia

En tanto, en la mitología griega, el dios de la fertilidad, la vegetación y el vino era Dionisio. Habría sido él quien descubrió la viticultura y quien la habría expandido hacia otros continentes como Asia

Y ahora hablemos de algo más cercano: la Fiesta Nacional de la Vendimia. La festividad tradicional y popular, originaria de Mendoza, tuvo lugar por primera vez en el año 1936. ¿De quién fue la idea? En un viaje por Europa, el gobernador Guillermo G. Cano y el ingeniero Frank Romero Day, presenciaron una fiesta de la vendimia, la Friuli-Venecia, en Italia. Al ver este evento, pensaron que sería importante realizar algo similar en la provincia.

Vino y helado: fiesta nacional de la vendimia
Fiesta Nacional de la Vendimia. Fuente: www.volemos.nyc3.digitaloceanspaces.com

Además del acto central de la Vendimia, cada departamento de la provincia tiene su propia fiesta, donde se llevan a cabo espectáculos artísticos, teatrales y la elección de la reina departamental que luego competirá por la corona nacional junto al resto de reinas de los otros departamentos. 

Vino y helado. La misma trama y un mismo camino

Ahora bien. Te preguntarás qué tienen que ver el vino y el helado. Y aunque no lo creas, mucho. Por eso, nos pusimos en contacto con un especialista en enología, el Ingeniero Alejandro Vigil, y le hicimos algunas preguntas.

Vino y helado: Alejandro Vigil, nos cuenta qué relación encuentra en el vino y el helado
Alejandro Vigil

Vino y helado: ¿cómo crees que se llevan entre sí?

Creo que los dos tienen un concepto cultural muy potente. Por lo cual tienen una misma trama y un mismo camino. Sin lugar a dudas, el vino y el helado tienen su origen en los colonos en la Argentina y fuertemente en la Europa Mediterránea, donde se desarrollaron en conjunto. Están enlazados en la cultura familiar, sobre todo en la cultura de elaboración casera.

¿Qué tips nos darías al momento de elegir un sabor de helado para combinar con vino?

En principio, hay una versión nueva de heladería vinculada a la comida salada, que nos permite tener una sensación táctil totalmente distinta en un plato principal o una entrada. Entonces no hablaría solamente de la idea de elegir un vino para acompañar un final de comida, como sería un vino dulce por ejemplo, sino que lo pensaría en un helado de queso donde podemos trabajar fuertemente con un tinto liviano, como un Pinot Noir. Podemos pensar en helados con distintas texturas vegetales incluso. Pero sin lugar a dudas, la combinación perfecta que se ha logrado es el helado de limón con champagne.  

¿A qué temperatura recomendás servir el vino para el maridaje?

Para mí, en el caso de los vinos tintos, hay que servirlos a una temperatura de entre 10º y 12º dependiendo la época del año. De esta manera, va a jugar con el helado desde otro lugar. Y en el caso de los vinos blancos, los serviría entre 6º y 8º. Me parece que es una combinación perfecta donde el tibio del vino junto con la temperatura del helado logran un impacto y una sensación agradable.

Y para terminar: ¿Qué tres combinaciones de sabor de helado con tipos de vinos nos recomendás para probar?

Pienso en un helado de durazno con un Torrontés Seco. También, en un helado de chocolate con un Cabernet Franc. Y por último, cualquier helado cítrico con un Sauvignon Blanc.

Ahora solo queda seguir los consejos de Ale y disfrutar de un exquisito helado de Innamorato con un buen vino mendocino.

Esperamos que hayas disfrutado esta nota llena de historia y aprovechamos para agradecerle a Ale Vigil por su tiempo y por darnos su palabra. 

Nos vemos en una próxima nota de INNblog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
INNAMORATO © Copyright 2021. Todos los derechos reservados
Close